La Avena y Sus Beneficios


propiedades Avena
La avena contiene proteína digestiva con seis de los ocho aminoácidos esenciales. Además contiene carbohidratos de fácil asimilación y fibra de excelente calidad. Es el cereal con el mayor contenido en vitaminas, minerales y oligoelementos. Posee fibras solubles e insolubles.

Se utiliza para los nervios, para reducir el colesterol en la sangre, para el tratamiento de eczema, herpes, aftas, psoriasis y dermatitis, contra los espasmos, antitumoral (en especial contra tumores del abdomen)

La avena es, después del trigo, el cereal más útil y, en el amplio sentido de la palabra, es un reforzante. Refuerza los nervios, es remineralizador y reconstituyente.

La avena tiene un importante aporte de vitaminas del grupo B, lo que la hace un excelente alimento para el correcto funcionamiento del sistema nervioso, la formación de músculos y la prevención de la anemia además de que es rica en Hierro; es un excelente alimento para personas débiles, convalecientes, ancianos y niños, su consumo es adecuado en caso de nerviosismo, fatiga, insomnio y situaciones de estrés.

Es muy utilizada para reducir el colesterol en la sangre, ya que posee fibras solubles que absorben toxinas, agua y exceso de colesterol malo que circula en la sangre.

Es recomendada como diurético en pacientes con Gota y Artritis.

Debido a su contenido de fibra insoluble, ayuda a regula el tránsito intestinal, aliviando problemas de estreñimiento y diarrea.

La avena es indicada contra la artritis y la diabetes; en pacientes insulino-dependientes se presenta una disminución impresionante en la dosis diaria de insulina requerida por el organismo si se consume diariamente avena.

Para aliviar los dolores reumáticos se cocina la avena con vinagre y se aplica como emplasto.

Es rica en hidratos de Carbono de absorción lenta lo que permite eliminar la sensación de hambre lo que resulta muy efectivo en tratamientos contra la obesidad.

La avena tiene indicaciones especiales para el cuidado de la piel. La crema preparada con tres cucharadas de avena en polvo, tres cucharadas de miel y dos yemas de huevo se aplica como mascarilla y se deja media hora, luego se lava; este tratamiento elimina espinillas, granos tejido muerto y grasa de la piel, dejándola suave y tersa.
Image: Michelle Meiklejohn / FreeDigitalPhotos.net


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada