El Tomillo

El tomillo y el ajo constituyen la dupla de antibióticos naturales más poderosos, siendo efectivo contra virus, bacterias y hongos. El té de tomillo es efectivo contra el catarro, la laringitis, la bronquitis, la tos rebelde, la influenza, el resfriado, la fiebre, las infecciones internas y las alergias.

Por ser rica en hierro es recomendada en casos de Anemia, se recomienda tomar 3 veces al día, la infusión de una cucharadita de tomillo por taza de agua.

Externamente aplicado en forma de compresas calientes, descongestiona las vías respiratorias y como loción es útil para calmar los dolores de las articulaciones y los músculos.

Usado en baños de pies elimina los hongos de las uñas y el pie de atleta, estimula la circulación en los miembros inferiores y alivia el cansancio. Los baños calientes alivian el reumatismo, la debilidad general y la parálisis.

Se usa también la loción fría para lavar las heridas y quemaduras ampolladas y para hacer compresas en las inflamaciones y moretones.

Es beneficiosa para los ojos irritados, realizando el lavado con loción de tomillo.

También es muy utilizado para problemas de la piel, acné, salpullido, llagas, heridas, cortaduras. Etc.

Como enjuague bucal elimina las infecciones de las encías, la boca, la garganta y el mal aliento. El té de tomillo fresco alivia la migraña y ayuda a distorsionar y relajar los músculos tensos.

El cocimiento de tomillo en recipiente tapado es útil para evitar las diarreas e infecciones gastrointestinales. Es excelente para la digestión y elimina los gases digestivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada