Cirrosis Alcohólica

Cirrosis Alcoholica
Se presenta cuando se abusa del consumo de Alcohol, el cual inflama el hígado y lo atrofia. La acción tóxica de alcohol degenera y causa la muerte de las células más rápidamente que las que éste puede multiplicar, fenómeno al que se le da el nombre de cirrosis alcohólica.

Todo el producto de la digestión que se asimila en el intestino delgado pasa a la sangre y es llevado hasta el hígado que en este caso actúa como filtro, destruyendo sustancias tóxicas, emulsionando las grasas, etc.
Si el producto de la digestión es normal, el trabajo del hígado también será normal y no habrá problemas. Pero cuando hay alimentación tóxica de carnes, grasas animales, frituras, mariscos, picantes, colorantes, edulcorantes, bebidas alcohólicas, tabaco, fármacos y drogas, y malas digestiones, el hígado tiene que esforzarse para realizar el trabajo, congestionándose y enfermándose por esta causa.

En todos los tipos de Cirrosis, no se presentan sintomas visibles en un inicio. Luego viene la inapetencia, náuseas reacciones ante alimentos grasos, estreñimiento alternado con diarreas, ventosidades y decaimiento generalizado. Luego se agravan los síntomas: notorio adelgazamiento, edemas en las piernas, prominencia del vientre, temblor en las manos, ictericia, picazones, hemorragias, etc.
Se recomienda seguir el tratamiento que describimos en nuestro Articulo Cirrosis – Remedios Caseros
Articulos Relacionados:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada