Remedios Para El Estreñimiento

estreñimiento
El estreñimiento o constipación consiste en la disminución del número de deposiciones diarias. Se caracteriza porque las deposiciones son duras y escasas y en ocasiones dolorosas.

Cuando los intestinos funcionan correctamente, las evacuaciones deben ser normales. Normalmente deberíamos evacuar tantas veces al día, como comidas importantes hayamos realizado. Pero también debemos tener en cuenta la velocidad del tránsito intestinal.


Mucha gente se califica de regular por el sólo hecho de evacuar diariamente, pero la supuesta regularidad puede encubrir retrasos de dos o tres días, lo cual también significa estreñimiento.

Los desechos deberían ser expulsados aproximadamente 24 horas después de haber sido ingeridos. O sea que, normalmente debemos evacuar a las 24 horas de cada comida voluminosa que tengamos.

Podemos comprobar la velocidad de tránsito intestinal con una técnica muy sencilla: en la comida más importante del día (el almuerzo) debemos incluir una buena porción de remolachas o espinacas, controlando luego el tiempo transcurrido hasta la aparición de heces teñidas de rojo o verde. Si bien estas verduras pueden resultar ligeramente laxantes, son de todos modos eficaces en la detección de estreñimiento.

 
Hay alimentos útiles para combatir el estreñimiento y ayudar a la evacuación de acumulaciones tóxicas. Tal es el caso de las frutas, semillas y Algas.

Jugo de Calabaza: Cortar en trozos una rodaja gruesa de calabaza madura, extraer el jugo y endulzar. Tomar en ayunas, una mañana sí y otra no, durante un mes.

Agua con Limón: Tomar en ayunas de cuatro a ocho vasos de agua, agregar el jugo de un limon por cada litro de agua.

Higos y Ciruelas: Dejar en  remojo de 12 horas,   higos y ciruelas. Tomar el líquido resultante en ayunas o antes de acostarse y comerse las ciruelas y los higos

Cebolla: hervir una cebolla, cortada en rodajas, en 1/2 litro de agua. Filtrar, agregar Miel y mezclar. Beber una taza por la mañana, y otra por la noche.

Linaza: Dejar en remojo las semillas de linaza, licuarlas en la mañana y tomar en ayunas.

Sabila: Tomar dos cucharadas de pulpa de Aloe Vera mezclada con miel de abejas .


Algas: Todas las algas contienen gran cantidad de mucílagos, por eso se recomienda incorporarlas regularmente en nuestra alimentación, además de aportar fibra soluble (el ácido algínico protege la mucosa intestinal, estimula el peristaltismo y nutre la flora), tienen efecto antitumoral. Las algas también poseen un efecto depurativo, evitando la fijación de sustancias tóxicas en el intestino, al convertirlas en sales insolubles que se descargan a través de las heces.
La mejor forma de consumirlas, es incorporándolas en trozos, al remojo y/o cocción de legumbres y cereales

Algarroba: También la algarroba es óptima fuente de fibra soluble, pues posee pectina y lignina en apreciable cantidad. Su uso aporta benéficos efectos a la flora intestinal, disminuyendo las bacterias e incrementando la flora de lactobacilos

Otras fuentes de fibra soluble son las cáscaras de las frutas, ricas en pectina. Esta sustancia es laxante, coagulante, bactericida, previene el cáncer, reduce el colesterol, ayuda a la formación de membranas celulares, protege la mucosa intestinal y elimina metales pesados y sustancias radioactivas del organismo.


Alimentos a Evitar: Evitar el elevado consumo de refinados y proteínas. Los refinados (azúcar, harina y arroz blancos, sal y aceites refinados, y todos los productos industriales que los contienen: gaseosas, panificados, golosinas, etc.) son alimentos preponderantes en nuestra ingesta diaria, privándonos de fibras y otras sustancias claves para la química corporal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada