Baños Relajantes

como preparar un baño relajante
Las plantas medicinales relajan, estimulan y sanan el cuerpo y la mente. En este artículo te mostramos las propiedades de algunas plantas con las que puedes preparar un delicioso baño relajante, simplemente agrega las plantas  o prepara una infusión fuerte de alguna de las plantas que más te guste y agrégala al agua de la bañera. Si tienes aceites esenciales añade entre 5 y 8 gotas de tu aceite favorito
 
Lavanda: Es relajante y calmante, su esencia es utilizada para combatir el insomnio y el estrés, migrañas nerviosas y la ansiedad, tiene efectos analgésicos, antibacterianos, antiinflamatorios y cicatrizantes

Rosa: los pétalos de rosa se utilizan para el cuidado de las pieles sensibles, tiene efectos calmantes y relajantes, ayuda a curar afecciones cutáneas, su aceite esencial tiene propiedades antidepresivas y antiespasmódicas
 
Romero: Tonifica y revitaliza el organismo en general, favorece la concentración mental
 
Caléndula: En aromaterapia se utilizan especialmente los pétalos de sus flores, es excelente para hidratar la epidermis a profundidad y aliviar la dermatitis. Tiene propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias por lo que es útil para tratar las varices.
 
Manzanilla: La flor de la manzanilla ayuda a reducir la inflamación, tiene efectos sedantes, relaja los espasmos musculares y favorece la cicatrización. Alivia las quemaduras producidas por el sol y previene la aparición de ulceras
 
Menta: Sus hojas tienen propiedades antisépticas, antiespasmódicas, analgésicas, digestivas y estimulantes. Alivia dolores de cabeza.
 
Salvia: tiene propiedades tonificantes y revitalizantes. Su esencia es utilizada para controlar la transpiración
 
Limón: Tiene extraordinarios poderes astringentes, por lo que es muy útil en pieles grasas. Favorece la circulación, es diurético y purificante, alivia eczemas y picaduras , estimula el sistema inmunológico mejora la circulación, reduce la tensión y la fatiga y mejora la concentración
 
Eucalipto: Tiene efectos descongestionantes y estimulantes. Despeja las vías respiratorias por lo que ayuda en el alivio de los resfriados y gripes. También ayuda a controlar el exceso de grasa en la piel
 
Si no tienes ninguna de estas plantas en casa o aceites esenciales puedes añadirle al agua un puñado de sal marina o utilizar bicarbonato de sodio los cuales son muy relajantes.
 
Una vez salgas del baño aplícate aceite de almendras o cualquier otro aceite vegetal para hidratar tu piel.
 
Image courtesy of / FreeDigitalPhotos.net


Otros articulos que le pueden interesar

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada