Cirrosis

Tips Naturales
Cirrosis - Remedios Caseros
La cirrosis es una enfermedad en la que el hígado se vuelve fibroso, pierde su estructura y adquiere un aspecto nodular, imposibilitando que cumpla con sus funciones. Existen 3 formas

 

Cirrosis Alcohólica: La acción del alcohol trastorna el funcionamiento de las células hepáticas, tardando sus síntomas en descubrirse.

 

Cirrosis Biliar: Destrucción de los conductos que se encargan de recoger la bilis producida por las células hepáticas que la trasladan al duodeno. EL hígado aparece hinchado, ocasionando la hidropesía o aparición de edemas.

 

Cirrosis Pos necrótica: Causada por las secuelas de la hepatitis, de la sífilis, de una tuberculosis o de la malaria.

 

Tratamiento Natural Para La Cirrosis:

  • Primero que todo se debe suprimir el alcohol inmediatamente.
  • Queda prohibido condimentos excitantes y especias, sobre todo el pimentón, la pimienta, la mostaza y el ají.
  • Descartar el aceite de hígado de bacalao: destruyen células del hígado
  • Queda prohibida la alimentacion rica en hidratos de carbono, azucares y feculas
  • Cura de Cebollas: Consumir durante 20 a 30 días de 300 a 500 gramos de cebollas cocidas o guisadas diariamente.
  • Berro: Contiene minerales como el hierro, azufre, yodo y fosforo. Vitaminas A, B, C y E.  Es depurativo y antiescorbútico, tonificante de los órganos digestivos y cura las obstrucciones biliares. Tome diariamente de 3 a 4 cucharadas (soperas) de jugo del berro puro o diluido en agua.
  • Para el estreñimiento comerlo con agua tibia a la hora de comer y al acostarse.
  • Otro preparado contra los males del hígado, consiste en tomar el zumo de berros en dosis de cuatro cucharadas en infusión fría. En ensaladas, recomendable para devolver la lozanía en el cutis femenino.
  • Como te es buen purificador de la sangre. Las mujeres embarazadas deben evitarlo.
  • La Toronja: Es el enemigo número uno de las afecciones hepáticas, también ayuda a depurar la sangre. Tomarla en ayunas.
  • La infusión de la cascara es eficaz para combatir las dolencias del hígado, indigestiones, dolores ocasionados por los gases, vómitos, los efectos del cólera e incluso atenúa el proceso del cáncer de seno
  • Zanahoria: Rica en vitaminas A, B y C. Para la cura de la ictericia y otros trastornos del hígado, se aconseja comer sus raíces crudas o también en jugo. El zumo de zanahoria es excelente como antiséptico, purificador de la sangre, combate los desórdenes digestivos e incrementa el vigor y vitalidad a todo el organismo.  Tomar unos tres vasos diarios del zumo de zanahoria aliviara todas las enfermedades del hígado.
(Visited 147 times, 1 visits today)
Tags:

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Shares